“Thor: Ragnarok” (2017): aplicando la fórmula de nuevo