MR DC 161 – Inmortales, solo puede quedar uno