Lara Croft: Tomb Raider, del píxel a la viñeta

Eduardo Álvarez

Ese es el asunto, Charles. No es un sueño si es real.