“Raptados” (2012): el día en que Temáhukel lloró

Eduardo Álvarez

Solo finjo que estoy escuchando.