MicroReseñas N°14 – DC se puso Morrisoniana y Fawkes se puso las pilas