«Young Avengers» (2013): todo es exactamente tan gay como parece