MR DC 167 – La despedida de los mejores del mundo